domingo, 25 de octubre de 2015

El pequeño Shopenhauer viaja por Centroeuropa

Schopenhauer hacia 1802
Con doce años de edad y con la intención de ampliar conocimientos y cultura, el pequeño Schopenhauer, junto a su familia emprende un viaje de tres meses  por la Centroeuropa de 1800.

Este tipo de viajes era muy poco común (tanto por la distancia que había que recorrer como por el tiempo que había que dedicar) a la vez que muy costoso económicamente, y por lo tanto eran pocas las familias que  podían permitírselo por placer; pero la acaudalada familia Schopenhauer, recorrió en coche de caballos, prósperas y curiosas comarcas desde Hamburgo al balneario de Carlsbad (cerca de Praga) para después volver a Hamburgo.

Hannover, Cassel, Carlsbad, Praga o Berlín fueron algunos de los lugares que el pequeño Arthur visitó y conoció en el viaje veraniego de julio a octubre;  siendo algunos de los lugares que visitó decisivos en su futuro, como Gotinga (donde estudió en su universidad) o Dresde (en la cual residió durante varios años).

Schopenhauer fue un niño privilegiado y envuelto en comodidades. Su infancia se desarrolló rodeada de los lujos de la clase pudiente a la que pertenecía, mientras su educación se dirigió en un principio hacia los negocios con la intención de continuar la tradición de su padre (perteneciente a una prestigiosa y adinerada familia de negocios de Danzig).

Con el objetivo de adquirir los mejores conocimientos y completar la formación de Arthur, los Schopenhauer visitaron museos, iglesias, parques, bibliotecas y galerías de pinturas; disfrutaron en teatros; estuvieron en palacios y residencias de los que eran entonces los personajes más influyentes de los lugares a los que llegaron; y conocieron de primera mano colecciones y exposiciones variadas, siempre con la llave que les abría el pertenecer a una de las familias más acomodadas de Europa.

Eran tiempos en que las clases más ricas de la sociedad empezaban a viajar, interesados sus miembros en conocer de cerca las riquezas del mundo o visitar prestigiosos y selectos balnearios.

Durante este primer gran viaje, Schopenhauer fue tomando notas y  escribió un diario que tituló  “Desde Hamburgo a Carlsbad, y desde allí a Praga; viaje de regreso a Hamburgo. Año de 1800” donde hablaba de los “espléndidos” lugares y los “exquisitos” objetos que encontró en este viaje por la Centroeuropa de finales del siglo XVIII.

Pocos años más tarde, Schopenhauer realizó otro viaje de placer que le permitió durante más de un año recorrer otros muchos lugares de Europa, que completaron su elitista formación.

Schopenhauer con el tiempo eligió la filosofía como profesión. El que fuera con los años autor de “El mundo como voluntad y representación”, es reconocido como uno de los filósofos más célebres y leídos, con un estilo que ha influido en otros pensadores de notoria valía.