domingo, 28 de enero de 2018

"La Familia de Carlos IV"

"La Familia de Carlos IV" Goya (Museo del Prado)

Con el nombre de "La familia de Carlos IV", se conoce en la historia del arte un famoso retrato  colectivo que se encuentra en la pinacoteca más importante de nuestro país, y que fue realizado por Francisco de Goya en el año 1800.

Ya anteriormente, como Pintor de Cámara, Goya había iniciado varios retratos reales (retratos de los reyes con distintos trajes, o montando a caballo) en cuya serie podemos incluir la pintura a la que nos estamos refiriendo.

"La familia de Carlos IV", es una obra en la que se puede subrayar una clara influencia (disposición de los personajes, decoración del fondo, autorretrato) de la gran pintura de Velázquez denominada "La familia de Felipe IV", también conocida popularmente como "Las Meninas".

Una de las temáticas con las que se quiere justificar el cuadro, es el interés por parte de la realeza en mostrar e identificar una dinastía consolidada, y la existencia de una descendencia para su continuidad.

Son catorce personajes los que componen el retrato en grupo de la familia de Carlos IV; todos ellos miembros de la familia real, excepto Goya que se autorretrata también en la obra. El centro de atención lo constituye la reina María Luisa, vestida a la moda francesa y con peinado estilo a la griega, con tocado y joyas. Los personajes que están más cerca del espectador, y por lo tanto avanzan ante el grupo de la corte, son el rey Carlos IV, en traje de gala condecorado, y su hijo el principe Fernando vestido con el color azul del principado de Asturias, futuro heredero del trono. Detrás de Fernando, su hermano Carlos María Isidro, y junto a la reina, dos de sus hijos: la infanta María Isabel y Francisco de Paula, que lleva traje en color rojo centrando aún más la atención del cuadro. El joven matrimonio que aparece tras el rey, son la infanta María Luisa (junto a su hijo Carlos Luis) y su esposo Luis de Parma. También están representados: la infanta María Josefa, el infante Antonio Pascual y la infanta Carlota Joaquina. Se puede destacar además una curiosidad, y es que la joven que se representa vuelta de perfil mirando hacia la reina, se ha identifica como la futura esposa del príncipe Fernando, aunque aún no se conocía exactamente quien iba a ser.

El óleo sobre lienzo de grandes dimensiones en el que nos centramos en esta entrada del blog, estuvo integrado en un primer momento entre las pertenencias del Palacio Real de Madrid y poco después pasó a formar parte de rica colección del Museo del Prado.

La atmósfera con el uso de la luz y la sombra, la disposición de los personajes, el realismo-humanismo de las figuras, el dominio y trato psicológico de los retratados, el uso de la pincelada con el predominio del color sobre la línea, el espacio en el que se ambienta la obra, el autorretrato del de Fuendetodos, el motivo de la representación, junto a las diversas interpretaciones sobre el cuadro, hacen de "La familia de Carlos IV", una de las pinturas maestras del genial Goya y una de las obras más representativas de una época.