domingo, 29 de septiembre de 2013

Kalendario manual y guía de forasteros en Madrid

Esta publicación se fundó inicialmente con el nombre "Kalendario particular y guía de forasteros en Madrid" en 1722 por Luis Félix de Miraval y Spínola, que obtuvo ese mismo año el título de Marqués de Miraval.

Kalendario viene de la palabra latina "Kalendae", que era como los romanos llamaban los primeros días de cada mes. Y esta grafía es la que se utilizó en dicha publicación durante el siglo XVIII, e incluso principios del siglo XIX.
Kalendario manual y guía de forasteros, Bibl. Nacion.

Comenzó siendo un  libro, de periodicidad anual y  que no llegaba a las cien páginas, al que se le fueron añadiendo datos y noticias curiosas, de forma que en el año de 1800 sobrepasaba ya las doscientas páginas y contaba con un considerable número de lectores. 

Era un  "Kalendario" en el sentido que ofrecía datos de utilidad para la población, como información de las prácticas cristianas (santoral, fiestas móviles del año como Pentecostés) o los días en que se celebraban las "principales ferias en estos Reynos",  se indicaba también la hora en que aparece y se pone el sol cada día (importante para ajustar los relojes).

Y era una "Guía", pues orientaba a los forasteros para conocer el mundo cortesano y administrativo ofreciendo a sus lectores información sobre la organización política (ministerios, cuerpo diplomático, ayuntamientos) y la  administración de justicia.

Contiene los Nacimientos de Reyes, Reynas, Cardenales, y Príncipes de la Europa, los Ministros que componen los Tribunales de su Magestad en estos Reynos, y donde al presente habitan los de esta Corte”.

Pero además se fue completando con datos de las nuevas instituciones oficiales (como la creación del Banco de San Carlos) y datos de la población (de matrimonios, nacimientos y fallecimientos en las parroquias madrileñas y resumen de los enfermos en sus hospitales).

Desde su aparición y por su popularidad se fueron creando nuevas "Guías" similares en otras capitales del Reino y en las colonias americanas.

Esta guía “de Madrid”, se ha conocido a los largo de su historia con otros nombres como: Kalendario particular y guía de forasteros (hasta 1734), Guía patriótica de España (1811), Guía política de las Españas (1812), Guía política y militar (1822).

El "kalendario manual y guía de forasteros",  es hoy en día una fuente de información básica para poder conocer quienes eran los representantes de las diversas instituciones españolas en 1800 y una base documental para poder estudiar la evolución de la organización estatal de nuestro país.