domingo, 30 de agosto de 2015

La horchata de chufa

Noticia de 1800 sobre el cultivo de las chufas

En la primavera de 1800 aparecía uno de los primeros artículos que hablaban la horchata de chufa en nuestro país: Los valencianos han introducido en Madrid y en otros muchos pueblos de España el uso de la orchata de chufas, de que se hace un gran consumo en el verano, así por ser una bebida agradable, como por las propiedades medicinales que se le atribuyen; los médicos o físicos examinan si su virtud es igual a la de las demás emulsiones, o cuales son sus particulares efectos”.

Hacía unos años que el valenciano Cavanilles contaba  la peculiaridad de  una planta que crecía espontáneamente en los terrenos húmedos y ligeros del Reino de Valencia. Esta planta de raíces fibrosas y rojizas tenía asidos a ellas muchos tubérculos que eran las llamadas chufas.

Contaba además Cavanilles en una de sus obras (Observaciones sobre la Historia Natural del Reyno de Valencia), que en los pueblos de Almasera y Alboraya, el labrador acostumbraba a cultivar esta planta antes del verano utilizando un azadón pequeño y dando un golpe en la tierra, en la que echaba diez o doce tubérculos (chufas). Esperando unos días, el agricultor descubría en el suelo los tallos tiernos. Con un riego periódico, se podía recoger el fruto a mediados de octubre. Ya solo quedaba arrancar las raíces y sacudir los manojos contra un cañizo. Las chufas, ya separadas, eran lavadas en agua clara y, una vez bien limpias, se extendían para su secado y conservación, donde perdían la tercera parte de su peso.

Cada anegada de tierra donde no hay árboles da regularmente treinta a cuarenta arrobas de chufas secas y se vende ordinariamente la arroba a doce reales de vellón”.

Conocida y apreciada desde antiguo por diversos países y culturas, esta bebida era estimada por los beneficios digestivos y energéticos.
" para limpiar y confortar el estómago".
El vulgo las come teniéndolas en agua doce horas. En Madrid y otras partes sirven para las orchatas que se venden con dicho nombre...

El término horchata se utiliza para designar diversas bebidas azucaradas utilizando productos como pipas de calabaza, arroz o almendras; pero actualmente, es sin duda la bebida de chufa la más conocida y apreciada como horchata en nuestro país.



domingo, 16 de agosto de 2015

Para el buen gobierno y contra los desórdenes

Félix Berenguer de Marquina y Fitzgerald

En julio de 1800 aparecía publicado para el Virreinato de Nueva España (México, Louisiana, California, Yucatán, Guatemala, Cuba, Florida y Santo Domingo), un extenso y detallado bando, que plasmaba la postura del nuevo virrey ante diversas circunstancias en la capital.

El oficial alicantino Félix Berenguer de Marquina y Fitzgerald, tomó el cargo de Virrey en abril de 1800 y unos meses después publicaba un bando donde reconocía la continuidad en las normas impuestas por sus antecesores y las dictaba “para el buen gobierno".

Sus normas se dirigían tanto al cuidado de los bosques (procurando no se talasen árboles sin licencia y que la leña de uso común se sacase de ramas y cortes), como respecto a las calles que se conservasen limpias, instando a los responsables del aseo público para luchar contra “el abuso de la plebe de hacer sus diligencias naturales en las calles y plazas”, mientras ordenaba a los serenos y guardapitos cuidasen que los perros después de las nueve de la noche no perturbasen “con sus alaridos la quietud y sosiego de los vecinos”; los cocheros no podían correr ni domar sus mulas en las calles y se continuaba con la observancia de las normas de tañer las campanas señalando los incendios y otras medidas.

Se renovaban las multas para los embriagados que ofreciesen escándalos en las calles; se prohibían las Casas de Baile, la venta de objetos que pudieran ser robados, cargar y traer armas prohibidas, concurrir a juegos no permitidos, el molestar a indios y castas que vendían frutas y comestibles en plazas y mercados y el volar los papalotes en las azoteas por las desgracias que a veces llevaba.

En cuanto a la ropa, se hacía un llamamiento al decoro para no ir desnudos o poco vestidos (criados, oficiales y aprendices), a la vez que se demandaba la moderación para aquellas personas que recurrían al lujo excesivo en el vestir, originando gastos extremados en las fortunas.

Buscando reducir en la capital el número de “vagos y malentretenidos”, se dictaminó que  los que por sus diversas causas (edad, enfermedad) no tenían oficio, se enviaban al Real Hospicio de Pobres, y los demás iban destinados a las armas o bajeles.

Estas normas de conducta venían a ser una renovación de bandos anteriores, que se justificaban  por los "desórdenes" en estos “vastos y opulentos dominios”.





domingo, 2 de agosto de 2015

La Batalla de Brión



Brión es un pueblo gallego cerca de la Ría de Ferrol, que da nombre a una batalla entre británicos y españoles al producirse en su territorio y cercanías.
Detalle de la Ría de Ferrol


Este encuentro bélico tuvo lugar durante los días 25 y 26 de agosto de 1800 en diversos lugares próximos a la Ría, siendo Brión y Doniños algunos de los escenarios más destacados de la contienda.

El 25 de agosto, día de celebración (por la onomástica de la reina María Luisa) entre las autoridades civiles y militares ferrolanas, se recibe el aviso del vigía de Monteventoso, de la aproximación en la costa de una escuadra con bandera amiga (francesa) que pudiera dirigirse  hacia el Mediterráneo, pero que sospechan se trata en realidad de una escuadra con pabellón británico.

Poco después, cuando fondearon los botes británicos en la ensenada de las playas de Doniños y San Jorge, el ataque bélico era ya un hecho.

En un principio los ingleses dieron cuenta, intentando conquistar Ferrol, de su superioridad numérica y ventaja en armamento (más de cien buques con unos quince mil hombres).

Navío británico del año 1800
El día 26 de agosto el ejército británico, para debilitar la artillería, intentó atacar el Castillo de San Felipe que era la fortaleza costera más importante de la zona; pero el Castillo resistió la ofensiva.

Durante esos días, la capacidad de respuesta y la tenacidad de las tropas regulares junto al pueblo ferrolano decantaron la batalla a favor de los españoles. De esta manera, poco a poco, los ingleses fueron retrocediendo en la batalla, y finalmente se ordena el repliegue. El día 27 de agosto se confirma el reembarco de todas las tropas enemigas alejándose de la costa.

La población y fuerzas regulares españolas contuvieron a un ejército superior en el terreno, que la prensa del momento expresó de “concurrencia con admirable porfía y celo al logro de rechazar con escarmiento al enemigo

Mientras unos historiadores hablaban de que este ataque se originó con la finalidad de destruir el arsenal de Ferrol (instalaciones navales y flota) y así debilitar el poder de España (que se había unido a Francia), otros hablaban de un intento británico por instalar un nuevo enclave británico, en el norte de la península.

Libros, monumentos, celebraciones y coplas populares recuerdan esta célebre batalla originada ante el ataque inglés a Ferrol en 1800: "Castillo de San Felipe prepara tu artillería que se acercan los ingleses por la boca de la Ría".